lunes, 15 de octubre de 2012

ZOMBIES Y CANIBALISMO: Pasado, presente y... ¿futuro en la Gran Tribulación?

 







 
El canibalismo, como todos sabemos significa consumir carne humana. En la civilización actual, el alimentarse de carne humana es obviamente algo horrible, impensable y enfermizo.

No obstante, en épocas pasadas, el consumo de carne humana, no era una cosa descabellada. Incluso en algunas civilizaciones del pasado, se consideraba un privilegio, ya que se creía que con ello, los conocimientos y las virtudes del difunto se transmitían a los que consumían su cuerpo físico.


El canibalismo o antropofagia, ha sido a través de la historia, práctica frecuente. Se supone que muchas veces, el ser humano se ha visto obligado a ello por cuestiones de supervivencia.


La palabra caníbal es originaria de la época de los primeros exploradores españoles, cuando llegaron a las islas del mar Caribe, y se sorprendieron de ver que los indígenas de aquellas islas practicaban el canibalismo como algo habitual. Originalmente, la palabra era caríbal (nativo del Caribe) y con el tiempo degeneró en caníbal.


Encontramos citas sobre la práctica del canibalismo en la Biblia:


Yaweh advierte seriamente:

Génesis:
9,3 Todo lo que se mueve y tiene vida os servirá de alimento: todo os lo doy, lo mismo que os di la hierba verde.

9,4 Sólo dejaréis de comer la carne con su alma, es decir, con su sangre,

9,5 y yo os prometo reclamar vuestra propia sangre: la reclamaré a todo animal y al hombre: a todos y a cada uno reclamaré el alma humana.

9,6 Quien vertiere sangre de hombre, por otro hombre será su sangre vertida, porque a imagen de Dios hizo El al hombre.


En unas de las terribles maldiciones de Yaweh, dice:

Levítico, 26,29 : Comeréis la carne de vuestros hijos y la carne de vuestras hijas comeréis.

Reyes II
6,25 Hubo gran hambre en Samaría; y tanto la apretaron que una cabeza de asno valía ochenta siclos de plata, y un par de cebollas silvestres cinco siclos de plata.

6,26 Pasaba el rey de Israel por la muralla cuando una mujer clamó a él diciendo: Sálvame, rey mi señor!

6,27 Respondió: Si Yavé no te salva, ¿con qué puedo salvarte yo? ¿Con la era o con el lagar?

6,28 Díjole el rey: ¿Qué te ocurre? Ella respondió: Esta mujer me dijo: "Trae a tu hijo y lo comeremos hoy; y el mío lo comeremos mañana."

6,29 Cocimos a mi hijo y nos lo comimos; al otro día le dije: "Trae tu hijo y lo comeremos", pero ella lo ha escondido.

Como podemos observar, la práctica del canibalismo es tan antigua como la propia existencia de la humanidad.



En el Apocalipsis hay una parte que habla claramente de la muerte y resurrección del Anticristo. El anticristo morirá violentamente -probablemente asesinado- y será levantado milagrosamente de entre los muertos o simulará una resurrección durante el período futuro de la tribulación.

Sólo pensemos en el abrumador impacto que esto tendrá en el mundo. El gran gobernante de la culminación de la historia es sanado en forma tal que se parece mucho a la muerte y resurrección de Jesucristo. Apocalipsis 13:3-4  registran el asombro del mundo por la “resurrección” de la Bestia:

Apocalipsis 13:3-4: “Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, 13:4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?”

 
 

SE ESPECULA, QUE COMO SOLO DIOS ES EL QUE DA VIDA, SERÁ POSIBLEMENTE UN CADÁVER CLONADO DEL ANTICRISTO LLENO DE DEMONIOS O POSEÍDO POR EL MISMO SATANÁS, EN ALGÚN RITUAL QUE HAGA EL FALSO PROFETA, Y QUE PROVOQUE QUE EL ANTICRISTO VUELVA A LA VIDA. ALGO ASÍ, COMO SE HACE EN EL CASO DE LOS ZOMBIES EN HAITÍ CON LA MAGIA NEGRA.

EL HOMBRE PODRÁ SER CAPAZ DE CLONAR EL CUERPO QUE SON MATERIALES, PERO NUNCA EL ALMA Y EL ESPÍRITU, PUES SON INMATERIALES.

También la Biblia menciona y registra un versículo bien interesante.

Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos (Apocalipsis 9:6)

Mucha gente ha cometido el terrible error de que piensan que al suicidarse pueden escapar de un determinado dolor y dejar de existir definitivamente en cualquier nivel de conciencia. Que pena que ignoren que después de la muerte, la vida apenas comienza, el asunto es que si matan al cuerpo, van al infierno y se perdieron para siempre. En la Gran Tribulación, ordes de demonios del Abismo, en donde tiene Satanás mismo su trono, serán sueltos para atormentar a la humanidad en un período de tiempo. El Abismo no es lo mismo que el infierno, pero sí están cercano a él, pues está en el centro de la tierra, y es la prisión actual de muchos demonios. TANTA SERÁ LA OPRESIÓN Y TORMENTO, QUE MUCHA GENTE PROBARÁ EL SUICIDIO Y NO PODRÁN MORIR. En medio de esta locura, solo imagina a alguien que se dispara en la cabeza y sigue vivo, o que se apuñala el corazón y aún puede caminar y sin morir. ¡ESTO SERÁ TERRIBLE! Creo esta gente serán como los zombies, y en su desesperación, estoy cien por ciento seguro, que agredirán a otros.
 
 
 


Existe una tribu originaria de Indonesia llamada Toraja, que habitan la isla de Sulawesi. Tana Toraja, Tierra Toraja, es el lugar donde se agrupan varios pueblos de esta etnia, tiene una protección natural formada por montañas y volcanes.

Quizás gracias a este aislamiento logró sobrevivir una de sus costumbres mas ancestrales, relacionada con el rito funerario.

Este pueblo, tiene la costumbre de enterrar a sus muertos en "cementerios flotantes",(tras pasar por un proceso de momificación que implica tener al cadáver en la casa propia por unos 3 días, donde aun se considera parte de los vivos) ubicados en las montañas cercanas, enterrar a los bebes muertos dentro de arboles, o simplemente a los adultos fallecidos, les construyen pequeñas casas tradicionales donde les dejan agua, flores o diversos tributos.

Ahí, una vez puestos en sus ataúdes, se les talla una figura de madera o piedra, que representa a la persona fallecida y se le pone fuera del ataúd o tumba. Esto se practica normalmente en las tumbas en la roca o las tumbas flotantes. Pasados 5 años, se saca a los muertos, se les limpia y se les vuelve a enterrar.

Solo en Toraja , Indonesia, un cadáver es usualmente llevado a su tumba, pero en Toraja, el cadáver se despierta dejándolo de pie frente a su tumba. El cadáver es despertado a través de magia negra. Esto se lleva a cabo porque en Toraja, las tumbas y/o cementerios se encuentran ubicados sobre las montañas calizas. El Cadáver camina por cuenta propia, y es guiado por un experto en magia negra. Pero esta práctica tiene una prohibición, el cadáver no debe ser nombrado o este se cae y no es capaz de volver a caminar.
La siguiente es la foto de una "mujer zombie" en Indonesia. Esta foto ha dado la vuelta al mundo.





La mayoría de nosotros al escuchar las palabras zombie y real, las relacionaremos al instante con vudú, magia negra, Haití y superchería africana. No sin motivo, ya que Haití es el único país que recoge en su código penal el castigo contra la zombificación. El artículo 246 recoge como intento de asesinato la inducción en una persona, por envenenamiento o empleo de ciertas sustancias, de un estado letárgico similar a la muerte. Y si esta persona es enterrada, aunque después sea exhumada con vida, tal intento pasa a ser considerado asesinato.  

Los esclavos africanos, a su llegada a Haití, mezclan el cristianismo francés con su religión y se obtiene el conocido vudú (cuyo significado es misterio).

El vudú es la venganza del pueblo africano por su esclavitud, utilizado hoy en día dentro del mismo poblado o entre vecinos y conocidos de este (el más) pobre país americano.

Haití fue el primer país en abolir la esclavitud, y la leyenda cuenta, que el pueblo hizo un pacto con el diablo para obtener dicha libertad.
Los muertos pueden recobrar un cierto tipo de vida como «zombies», esclavos sin mente sometidos a magos diabólicos. Esto es lo que creen los habitantes de Haití, isla impregnada de tradición vudú.

Acaso los brujos vudúes poseen de verdad el poder de reanimar los cuerpos que acaban de morir? ¿O bien la noción de zombie no responde más que a una autosugestión de los practicantes del vudú?

La palabra zumbi aparece en muchos idiomas africanos. En el Congo significa «fetiche»; en Dahomey se refiere específicamente al dios Python. Al parecer, en el vudú moderno se recurre a una serpiente-diosa para que de vida al zombie según los deseos del brujo, convertido en dueño del cadáver. Los ritos que se practican combinan aspectos de la magia y de la religión africanas, junto con elementos derivados tanto del ocultismo occidental como del catolicismo popular.

El vudú desempeñó un papel importante en la expulsión de los franceses por parte de los haitianos. En agosto de 1791 Francia seguía zarandeada por la oleada revolucionaria que había comenzado dos años antes. Al principio no pareció que las cosas cambiaran mucho en Santo Domingo, el tercio occidental de la isla caribeña de La Española, la joya más brillante de la corona colonial francesa. Allí, 40.000 franceses controlaban a medio millón de esclavos negros y a 30.000 mulatos y cosechaban algodón, azúcar, café e índigo. El primer efecto de los disturbios en Francia fue mejorar la suerte de los mulatos. Entonces, los haitianos de piel oscura comenzaron a inquietarse, con la ayuda de un misterioso cura-brujo llamado Boukman que había llegado a Santo Domingo procedente de la colonia británica de Jamaica.

El 14 de agosto de 1791 Boukman reunió a los que querían seguirle en un remoto lugar de la selva. Según los relatos de la época, miles de esclavos recorrieron las sendas secretas de la selva hasta el lugar del encuentro, bajo una tremenda tormenta tropical que debió de añadir aún más horror a los actos que siguieron.
Boukman celebró un ritual de sangre, sacrificando un cerdo y pidiendo a todos los que quisieran ser libres que bebiesen la sangre caliente. La ceremonia acabó con una danza salvaje de «borrachera divina», finalizada la cual los participantes desaparecieron de nuevo en la selva. El ritual, en su conjunto, presentaba un estrecho parecido con las actividades de los Mau-mau durante la guerra de la independencia de Kenya en los años cincuenta de este siglo, y el resultado también fue similar. Durante los días siguientes la mayoría de las grandes plantaciones fueron arrasadas, y sus propietarios asesinados. A pesar de que los colonos franceses más valientes permanecieron allí 12 años más, el resultado final de la reunión nocturna fue la derrota completa de los franceses y el establecimiento, bajo el liderazgo del presidente Toussaint L'Ouverture, de la república negra independiente de Haití, patria del vudú. Según las creencias del campesinado de Haití y de parte de la élite educada, también era la patria de los zombies.

El zombie es esclavo de un brujo diabólico, conocido por el nombre de bokor, que es quien extrae de su tumba el cadáver recién enterrado y quien le confiere una sombra de vida mediante ciertos conjuros. Sin embargo, se trata de una existencia incompleta: el zombie come, respira, excreta, oye e incluso habla, pero no recuerda nada de su vida anterior y no comprende nada de su propia condición actual. En otras palabras, un zombie es un robot de carne y hueso, una máquina biológica.
El campesino de Haití, siempre alerta frente a cualquier aspecto diabólico o peligroso del vudú, es capaz de descubrir a un zombie por varios signos. El zombie suele caminar dando bandazos, realiza las acciones físicas de manera mecánica, tiene una mirada helada y desenfocada, y habla con voz nasal. Esta última característica, en particular, se asocia con la muerte en el folklore de Haití, probablemente debido a la costumbre de taponar las fosas nasales de los cadáveres con algodón. Los guédé (siniestros y lascivos dioses de la muerte del panteón vudú) se caracterizan por hablar de este modo. Cuando un devoto del culto vudú está poseído por un guédé, siempre habla con entonación nasal. Otra relación más entre los zombies y los dioses de la muerte nos la da el hecho de que uno de los más famosos dioses, el Capitán Guédé, a veces también es conocido bajo el hombre de Capitán Zombie.

Casi todos los haitianos temen la posibilidad de que sus parientes fallecidos puedan ser transformados en cadáveres ambulantes. En el Haití actual pueden apreciarse con facilidad varias de las medidas preventivas adoptadas para evitarlo. Así, por ejemplo, hasta los campesinos más humildes se endeudan para recubrir con pesadas losas las tumbas de sus parientes más cercanos. En las zonas rurales se excavan las tumbas lo más cerca posible de una carretera o camino, para que los brujos, por miedo a las miradas curiosas, no puedan llevar a cabo su nefasta tarea.

En otros casos, la familia del muerto velará la tumba durante noches seguidas hasta convencerse de que el cuerpo está suficientemente descompuesto y ya no le es útil a un bokor. Ocasionalmente, los muertos son enterrados directamente en los patios de las casas de los campesinos.

Los que temen de manera especial a la brujería toman precauciones mucho más extremadas para impedir que sus muertos ingresen en el semimundo brumoso de los zombies. Inyectan veneno en el cuerpo, lo mutilan con un cuchillo, o incluso le disparan para «rematarle». Una precaución menos drástica consiste en colocar en la tumba agujas y carretes de hilo, así como miles de pequeñas semillas de sésamo. La creencia es que el espíritu del muerto estará tan ocupado en la tarea de enhebrar las agujas y contar las semillas, que no oirá la voz que le ordene salir de la tumba. Otra medida consiste en poner un cuchillo en las manos del muerto, para que pueda defenderse.
A veces los brujos controlan enormes grupos de zombies, y en alguna ocasión han llegado al extremo de alquilarlos como trabajadores. Uno de estos casos fue registrado por William Seabrook.  En 1918 la cosecha de azúcar fue extraordinaria. La Hasco (Haitian-American Sugar Corporation, Compañía haitiano-norteamericana del azúcar) ofreció nuevos puestos de trabajo en sus extensas plantaciones. Muy pronto acudieron a las oficinas de empleo de la compañía pequeños grupos de habitantes del poblado, a veces familias enteras. Era costumbre que los habitantes de un mismo poblado trabajasen colectivamente; la persona más representativa recibía la paga de todos, que luego repartía al regresar a casa.

Una mañana, un viejo jefe de poblado llamado Ti Joseph y su esposa Croyance llevaron a las oficinas de la Hasco a un grupo constituido por nueve hombres harapientos y andrajosos. Joseph explicó que se trataba de unos granjeros atrasados e ignorantes procedentes de una remota zona montañosa próxima a la frontera de Haití con la República Dominicana. Sólo hablaban un extraño dialecto rural, y no comprendían ni el criollo ni el francés. A pesar de esta desventaja, añadió, eran excelentes trabajadores, fuertes y sanos.

El responsable laboral de la Hasco contrató al grupo, y aceptó la sugerencia de Joseph de que trabajasen lejos de los demás grupos: el viejo explicó que eran tan primitivos, que en presencia de otras personas se volverían tímidos y se asustarían. Sin embargo, el verdadero motivo para insistir en que el grupo trabajase aislado era el temor de que alguno de ellos fuese reconocido por un familiar o un antiguo amigo: todos los trabajadores de Ti Joseph eran zombies.

Los extraños hombres de Ti Joseph trabajaban diligentemente durante las horas del día, y sólo paraban al atardecer para comer su potaje de mijo sin sal. La tradición vudú sostiene que si un zombie prueba la carne o la sal se vuelve consciente de su verdadera condición y regresa a su verdadero lugar, la tumba, derramando amargas lágrimas.

Un domingo por la mañana Ti Joseph dejó a su mujer Croyance al cuidado de los zombies durante todo el día. Croyance, sorprendentemente, pensó que tal vez les gustaría asistir a una procesión religiosa. Sin embargo, los zombies no se conmovieron ni por el espectáculo ni por nada de lo que ocurría a su alrededor. Mudos y ausentes, continuaron con la mirada fija en el espacio.

Croyance, apiadándose de ellos, decidió que quizá les gustaría alguna golosina, por lo que compró algunos pastelitos hechos con azúcar moreno, cacahuetes y coriandros, poniendo uno en la boca de cada zombie. Sin embargo, los cacahuetes habían sido sazonados con sal. Al comer la golosina, los zombies se dieron cuenta de que estaban muertos. Con un grito tremendo se levantaron y huyeron del poblado, dirigiéndose hacia la selva en dirección a sus lugares de origen en las montañas.

Cuando por fin llegaron a su destino, fueron reconocidos por los parientes y amigos que les habían enterrado meses atrás. Al llegar al cementerio cada uno de ellos se dirigió a su propia tumba, apartó las piedras y la tierra que la cubrían y se echó dentro, convertido ya en una masa en descomposición. El poder de Ti Joseph, que había evitado que sus cuerpos se descompusiesen, se había desvanecido.

Los habitantes del poblado se vengaron de Ti Joseph. Pagaron a un brujo local para que le maldijera. Pero antes de que la maldición pudiera surtir efecto, algunos hombres le tendieron una emboscada y le cortaron la cabeza. A Seabrook le contó esta historia Constant Polynice, un granjero de Haití que afirmaba no creer en las supersticiones de sus paisanos. Sin embargo, añadió, los zombies sí eran una realidad.


 


Para crear un zombie, el brujo lo envenena con la mezcla tóxica. Se le puede administrar en la comida, o frotándola sobre la piel. Un método común es espolvorearla alrededor de la casa de la víctima, para que ésta, al caminar descalza, la absorba a través de la planta de los pies o la respire al levantar el polvo cuando barra.
La tetraodotoxina del pez globo es 1200 veces más potente que el cianuro, y en un sólo pez hay suficiente para matar a 30 hombres adultos. La piel de la rana común (Bufo bufo) también puede ser letal. Tiene efectos alucinógenos, vasoconstrictores y epileptogénicos, especialmente si la rana se ha sentido en peligro. Una rana que nade un rato en el plato del perro será suficiente para tener algún efecto en el animal que beba de esa agua.


La mitad
del trabajo es matar a la víctima. La otra mitad es desenterrarla. En Haití, los muertos son inhumados rápidamente, puesto que el calor y la humedad aceleran el proceso de descomposición. El brujo debe desenterrar rápidamente a su nuevo esclavo antes de que muera por asfixia. Una vez desenterrado, el brujo les da a comer datura (Datura stramonium), conocida también como toloache, un potente psicoactivo en la dosis correcta, y un veneno letal en la incorrecta.
La datura rompe cualquier lazo que pudiera conservar con la realidad después de haber sufrido el trauma de ser enterrado
vivo
, enloqueciéndolo y borrando todos sus recuerdos. El zombie no sabe que día es, donde está, ni como se llama. Permanece en un delirio psicótico semiconsciente. Son vendidos como esclavos y se les vuelve a suministrar datura en cuanto den muestras de empezar a recuperar sus sentidos y se les mata definitivamente en cuanto se vuelven demasiado viejos para seguir trabajando.
Clairvius Narcisse murió en 1962. Tras una sintomatología creciente, Narcisse ingresó en el hospital haitiano Albert Schweitzer, en Gonaives, un martes. Tenía nauseas, mareos, tos y respiraba con dificultad. Al día siguiente entró en agonía y poco después moría.
Su certificado de defunción está firmado por tres médicos de dicho hospital.
El cadáver de Narcisse fue enterrado y, con el tiempo, olvidado. Sin embargo, en 1980, –18 años después de morir- Clarvius Narcisse apareció en su antigua casa vivito y coleando.
Excepcionalmente, para los casos de zombies, Narcisse conservaba una cierta lucidez y la capacidad de expresarse, y pudo explicar cómo había estado consciente durante todo el tiempo que duró su muerte y entierro.
Contó que había escuchado a los médicos certificar su defunción. Había sentido la sábana cayendo sobre su cara al considerarlo cadáver. Había oído a su hermana llorar sobre su ataúd. Incluso conservaba aún una herida en la cara provocada por un clavo que atravesó la tapa del féretro rasgando su rostro. Y después el terrible silencio y la oscuridad del cementerio.
Después, escuchó la voz del bokor (el brujo vudú) pronunciando su nombre. Fue desenterrado y salvajemente golpeado, y después conducido a una plantación en Ravine-Trompette, en el otro extremo del país. Tras la muerte de su amo, todos los zombies habían escapado vagando sin rumbo por la isla.


En octubre de 1936 apareció una mujer desnuda caminando por el borde de la carretera en el valle de Artibonite. Decía llamarse Felicia Felix Mentor, natural de Ennery, y se dirigía a la casa de su hermano. Estaba en un estado tan miserable que fue conducida al hospital de Gonaives, en donde uno de sus hermanos la reconoció. De acuerdo con sus declaraciones había “muerto” dos años atrás y había sido enterrada. El certificado de defunción y las declaraciones de su marido, y otros miembros de su familia, confirmaron el relato. Felicia había perdido por completo la facultad de hablar y se escondía cuando alguien se le acercaba. No era capaz de pensar coherentemente
La noticia llegó a oídos de la doctora Hurston, quien visitó a la zombi en el hospital de Gonaives. Ahí logró fotografiarla, siendo ésta una de las pocas fotografías que se conocen de zombis.
“La mujer ofrecía un espectáculo horrible –escribió Hurston-, su cara estaba lívida, con ojos de muerto; los párpados blancos rodeando los ojos, como si se los hubiesen quemado con ácido. No se le podía decir nada ni oír una palabra de sus labios, sino sólo mirarla, y la visión de aquel desecho era demasiado para soportarlo durante mucho tiempo”.
 




 

sábado, 16 de junio de 2012

“BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA” (Ap. 17:5)


Primeramente, para entender el misterio de BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA, hay que remontarse a poco después del Diluvio Universal, y lo que empezó a ocurrir en la tierra de Sinar, Mesopotamia, y concretamente, en Babilonia.
La religión ritual es el esfuerzo humano, inspirado por Satanás, para pretender llegar a Dios. La religión ritual es el engaño del maligno con el cual el hombre pretende congraciarse con un Ser superior.
Poco después del Diluvio Universal, después de que el hombre empezara de nuevo a multiplicarse sobre la tierra, paulatinamente fue alejándose de Dios de nuevo.
Satanás, conoce a la perfección la profecía bíblica. Sabía que un día Dios tomaría forma de carne, y que nacería de una virgen en esta tierra.
Porque Jesús vino a buscar y a salvar a la humanidad de la perdición eterna y el infierno, creado éste para Satanás y sus demonios, el diablo odia a Jesús, y se ha determinado destruir la obra de Dios, el Evangelio de salvación. Por esto, astutamente estableció su propio “cristo”, “otro evangelio”, y “otro espíritu” para confundir y engañar a la humanidad. Por lo tanto, esto último no es nuevo, sino casi tan viejo como lo es el pecado en este mundo.

                                         Mapa de la ubicación de Babilonia en Mesopotamia

El enemigo de nuestras almas decidió desarrollar un sistema religioso oculto que controlaría el mundo; un sistema en el que la gente podría creer; matar por él, y morir por él. La Biblia lo llama:BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA” (Ap. 17:5)
Es evidente que el hombre es en esencia un ser espiritual. La Biblia dice:
“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente” (Génesis 2: 7).
También dice que puso eternidad en el corazón de ellos (de los hombres)” (Eclesiastés 3: 11).
El hombre, por naturaleza, busca en lo espiritual, lo externo a él. Satanás se ha aprovechado de esto, y desde el tiempo de la construcción de la torre de Babel (Gen. 11), después del Diluvio, ha estado enseñando al hombre cómo “llegar” a Dios a través de las diferentes religiones.
Pero el hombre ¡no puede llegar a Dios porque es un ser caído! La gran diferencia es; no que el hombre puede llegar a Dios, sino que Dios llega al hombre en la persona de Jesucristo. Este es el mensaje del Evangelio. El verdadero cristiano entiende que sólo así puede reconciliarse con su Creador.
Ya desde Génesis capítulo 11, el hombre sin Dios intenta llegar a Dios inventando toda una serie de mandamientos y liturgias.
La primera ciudad construida después del Diluvio fue Babilonia. Allí Satanás empezó a levantar su centro de operaciones. Ese nombre, Babilonia, iba a definir ese sistema de confusión y maldad espiritual que ha existido y dominado a lo largo de la historia de la humanidad sin Dios.
Cuando Juan fue inspirado a escribir su libro, la antigua Babilonia, como ciudad, ya hacía mucho tiempo que había dejado de existir. Ni casi ruinas había. Para más información leer Isaías 13: 19-22; Jeremías 51: 62. La ciudad fue destruida, pero la religión de la ciudad ¡no!
La culminación de ese proceso de suma impiedad, iba a ser el levantamiento de la Gran Ramera (Ap. 17: 3), la falsa iglesia que se atribuye el serlo de Cristo…y es que, no hay peor engaño que el que se parece a la verdad: LA INSTITUCIÓN CATÓLICA ROMANA.

Nótese que esa Gran Ramera lleva en su frente el siguiente nombre:
“BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA” (Ap. 17:5)
Por tanto, la Gran Ramera, está sujeta al sistema babilónico, llamado “BABILONIA LA GRANDE”, que es la suma de todas las falsas religiones (rameras) y de todas las abominaciones de la historia del hombre. Al estar ese nombre justo en la frente de esa mujer, significa que ésta es dominada y controlada por BABILONIA LA GRANDE.


Después del diluvio, por medio de la descendencia del los hijos de Noé, la humanidad se comenzó nuevamente a reproducir. Además de La Biblia mencionarnos los nombres de los hijos de Noé, también nos especifica los nombres de sus hijos.

Hablando específicamente de los hijos de Cam, quien vio la desnudez de Noé cuando estaba ebrio, los nombres de éstos fueron: Cus, Mizraim, Fut y Canaán, el cual maldijo a Noé (Génesis 9:25).

Tenía entonces toda la Tierra una sola lengua y unas mismas palabras. Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra del Sinar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla” (Génesis 11:1-3).

Cuando La Biblia nos dice que “se dijeron los unos a los otros”, quiere decir que elaboraron un acuerdo entre ellos mismos, mirando desde la perspectiva mundana o humana, y no tomando en cuenta la divina, la cual proviene de Dios. Estos materiales que van a utilizar son distintos a los que quiere el Señor, el ladrillo se forma a base de una mezcla de barro, arcilla y paja, cocidos al calor del sol o en hornos. Es algo que es sustituto de la piedra, la cual representa a Cristo, quien representa la Palabra de Dios, por lo cual es el Verbo. Prefieren el desecho del fruto del trigo, la paja, lo que no representa ningún valor para Dios, ya que no posee ningún tipo de consistencia, y la mezclan con tierra, que es la materia del hombre, pero no teniendo en cuenta a Dios que es el aliento de vida para el espíritu del ser humano.

Y dijeron: Vamos, edifiquemos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de la Tierra” (Génesis 11:4).

Los hombres hacen una unión para edificar una ciudad, los cual es símbolo de religión.

En esa ciudad comienzan a construir una torre, lo cual significa querer llegar a Dios, pero no por los medios divinos moralmente establecidos, sino por medio del uso de la razón, y experiencias místicas o religiosas que son fruto de la mente carnal. Desean también un nombre, lo que quiere decir una institución mundial respetada por los poderes políticos y económicos. Saben ademas, que lo que están haciendo no es lo correcto a juicio divino, por lo cual temen ser esparcidos, ya que conocen que el propósito de Dios es una unión del ser humano con Él como su Creador, no el de la independencia de la propia prudencia egocéntrica humana.

Vemos luego que Dios pone diferentes idiomas en todos los que realizaban la construcción, impidiendo así la edificación de la torre, la cual recibe por nombre Babel, que significa “confusión espiritual para conocer a Dios”.

Antes no había ningún problema para la realización de esta torre, ya que todos en la Tierra hablaban el mismo idioma, pero luego que Dios interviene, cada cual se dispersa con el que habla su mismo lenguaje. Al ser esparcidos, se extienden por el mundo creando nuevas ciudades e intentando encontrar el camino que les conduzca a Dios.

Uno de los hijos de Cam, nieto de Noé, que se llamó Cus, que ya lo habíamos mencionado, fue el principal patrocinador de la torre de Babel. Este hombre tuvo un hijo que se llamó Nimrod, quien respaldó esa construcción.

Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la Tierra. Éste fue un vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová” (Génesis 10:8, 9).

La madre de Nimrod se llamó Semiramis. Su nombre no aparece de manera específica en la La Biblia, pero sí se le conoce como La Reina del Cielo (Jeremías 7:18, 44:17-19, 25). También la vemos en la visión profética simbólica que tuvo el apóstol Juan de una mujer ramera, ebria de la sangre de los mártires de Jesús (Apocalipsis 17:6).

Con esta mujer comenzó a propagarse la idolatría. Más tarde se casó con su hijo Nimrod, para así fundamentar su religión y obtener el control sobre el pueblo. Esto ya lo conocemos por medio de datos históricos teológicos, pues no sale en La Biblia. Sumeria-Caldea era el primer reino del mundo, establecido por Nimrod y Semiramis.

Copa de oro fue Babilonia en la mano de Jehová, que embriagó a toda la Tierra; de su vino bebieron los pueblos, se aturdieron, por tanto, las naciones” (Jeremías 51:7).

Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar. De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehoboth, Cala” (Génesis 10:10, 11).

El nombre de Nimrod proviene de la traducción de hebreo “Gibor”, cuyo significado es “tirano” o “rebelde”. Por datos históricos se conoce a Nimrod como una persona recia, de carácter e insumisa ante Dios, su nombre “Marad”, en hebreo significa “nos revelaremos”, lo cual indica una “resistencia violenta ante Dios”.

Cuando La Biblia menciona: “vigoroso cazador delante de Jehová”, no significa de acuerdo al propósito divino. Era un hombre grande y fuerte y de aspecto muy feroz; por medio de su habilidad para la caza de fieras salvajes que atacaban constantemente al pueblo, él se convirtió en el héroe y líder de su tribu. Al igual que muchos otros de su tiempo, Nimrod conocía de su Creador, pero prefirió formar sus propias leyes y hacerse un propio camino.

Nimrod creó con su padre Cus y su madre Semiramis la primera gran ciudad después del diluvio, la cual se llegó a conocer como una gran maravilla. Más tarde fue conocida como Babilonia, y el nombre de la ciudad Babel, también a Nínive, la que siglos después fue la capital del imperio Asirio. El nombre de “Nínive”se deriva de “Nina”, nombre de una diosa que luego fue llamada “Ishtar”. Estas tierras  están en, o próximas a la Irak moderna.

Nimrod llegó a ser el hombre más rico, poderoso y también temido en su país. Era quien determinaba las leyes, las cuales establecían el no adorar ni considerar al Dios de su bisabuelo Noé. Nimrod le enseñó a su pueblo que Satanás debía ser venerado, adorando objetos que podían ser vistos, como el sol, animales como la serpiente, y un sinnúmero de cosas.

Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Romanos 1:23).


                                Nimrod junto a su "madre-esposa" Semiramis en Babilonia

Acordémonos que la Palabra nos habla de Tamuz en Ezequiel:
“Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz. (Ezequiel 8: 14)
No contenta con ser suma sacerdotisa, Semiramis, se proclamó a sí misma diosa y demandó que se le sacrificaran niños. Semiramis capitalizó la rebelión del hombre contra las leyes de Dios sobre el matrimonio.
Promovió el celibato, una cubierta religiosa para luego cometer adulterio, fornicación, homosexualidad, sodomía y lesbianismo. Este celibato, supuestamente separaba a los sacerdotes y los hacía “santos”; les hacía como superiores al resto de los hombres y mujeres que contraían matrimonio y tenían hijos.

Semiramis, la reina-madre, por inspiración satánica, conocía la profecía de que de una mujer nacería el Mesías (ver Génesis 3: 15). Semiramis decía ser el “espíritu de Dios” encarnado en una madre humana. Su símbolo era la luna. De esta “madre-virgen” pronto aparecieron por todas partes estatuas de ella cargando al pequeño “dios-sol”; el cual decía que era el “salvador”.
Escribe el Pastor David L. Brown, Ph.D. de Logos Resource Pages:
“En Egipto, Semiramis fue llamada Isis y su hijo es Osiris. En Asiria fue Istar y Bacus. En Asia fue Cibeles y Deoius. En la antigua Grecia fue Afrodita y Eros, y en la antigua Roma, fue Venus y Cupido. Los nombres y lugares de la adoración de la madre y el hijo varían de un país a otro a lo largo de los tiempos”
El catolicismo romano ha sido desde su existencia el instrumento por excelencia del diablo para colocar y recolocar el culto a la “virgen y el niño”. Existen 2.800 versiones de la “virgen María” por todo el mundo.
Estas visiones y apariciones han ocurrido en el contexto de las religiones paganas y en el catolicismo romano. Lourdes, Pilar, Fátima, Lanka, Guadalupe, Medjugorke, etc. etc. Para los chinos era Shingmoo; los bárbaros germanos tenían a Hertha. Los escandinavos la llamaban Disa; los celtas, Virgo Paritura; en la India, Indrani, Devaki (y el niño Krishna); en el Japón, Amaterasu o Akita. Para los aztecas, Xochiquetzal; para los chibchas, Bachue; para los muiscas, Hiutaca.


                                     LA VERSIÓN EGIPCIA DE LA MADRE Y EL NIÑO

El 25 de agosto de 1997, la revista Newsweek informó que en los últimos cuatro años el jefe del Vaticano recibió 4.340.429 peticiones firmadas animándole a que declarara dogmáticamente que María es la “co-redentora” juntamente con Cristo.
Cuando el super mariano Juan Pablo II visitó Cuba en 1998, coronó la imagen de la “virgen de la Merced”, declarándola la Reina de Cuba. Esta imagen idolátrica es exactamente la misma que usan los devotos del culto satánico conocido como Santería.


La “diosa” Semiramis reclamaba que su hijo fue concebido de una forma sobrenatural, y que él era la simiente prometida, el “salvador del mundo”. Al tiempo reclamaba la misma adoración, no sólo para el hijo, sino para ella como su madre.
Las historias de Nimrod, Semiramis y Tammuz circularon por todo el mundo. Ese culto se hizo popular y empezó la mitología. Según la cultura, se adoptaron diferentes nombres, y llegaron a ser la “sagrada familia”.
Semiramis llegó a ser conocida como la “Reina del cielo”. Satanás utilizó a sus demonios para que produjeran “apariciones” por todo el mundo de esa “virgen-madre”, las cuales llamaron y llaman, “milagros”.
subir
Cronología mariana
Aquí van algunas fechas históricas que tienen que ver con el culto mariano romano:
  • El “ora pro nobis” no aparece hasta la fecha del año 600.
  • La procesión del “Santo Sacramento” y el “Ave María”, en el año 1011.
  • La “Salve Regina” aparece en el 1237.
  • La invención del “escapulario” es debida al carmelita Stock en el año 1251.
  • El “rosario” en el año 1470.
  • La fiesta de la “concepción” en el 1475.
  • El dogma de la Inmaculada Concepción por el papa Pío IX en 1854.
  • El dogma de la “Asunción de la Virgen” en el año 1950.
Como puede apreciarse en esta lista, contemplando el amplio espectro temporal, partiendo de la baja Edad Media, el engaño y la oscuridad espiritual fue en aumento progresivo hasta nuestros días. Roma ha venido a hacer de María una diosa. Esa es la triste realidad.

Después de Babel, una vez los hombres fueron dispersados por toda la tierra a raíz del suceso de la torre de Babel (Génesis 11), sus cultos idolátricos fueron con ellos a todas partes. ¡En todas las religiones de la tierra se encuentran evidencias del culto babilónico! Babilonia fue la madre, o la precursora de todas las falsas religiones que se regaron por toda la tierra. El mismo Herodoto en su “Historia”, cuenta que la idolatría se originó en el área de Babilonia.

La religión de Nimrod y Semiramis se extendió por doquier y también llegó a Egipto. Pronto el culto al sol se convirtió en la religión del imperio. Allí, los dioses de Babilonia recibieron nombres egipcios.
Además, los sacerdotes egipcios practicaban la transubstanciación. Afirmaban tener poderes mágicos que les permitían convertir a su gran dios sol, Osiris, en una hostia de pan, ¿a qué nos recuerda esto? Exactamente al ritual católico.
En su rito religioso, los fieles se comían a su dios para nutrir sus almas, al igual que los fieles católicos que creen que ese acto es cristiano, cuando no es sino absolutamente abominable ante Dios.
El nombre de la trinidad egipcia era: Isis, Horus y Seb. Ahora observe bien las iniciales de esos nombres: IHS, ¿a qué nos recuerda esto también? Es el símbolo por excelencia de los jesuitas.

El Diluvio Universal ocurrió hace aproximadamente 4.400 años. Seiscientos años más tarde – o sea 2.000 años antes de Cristo, Dios levantó a Abraham.
Mientras tanto, el Señor rey del Cielo y de la Tierra no estaba quieto. Habiendo levantado a Abraham, hizo de su descendencia una nación, Israel, que habiendo sido esclava en Egipto durante 400 años, iba a ser luz a las naciones, y de ella nacería el Mesías de todos, Cristo Jesús.
A Israel, Dios le levantó un líder, Moisés, para sacarlos de la esclavitud de Egipto que simboliza el mundo sin Dios. Dios iba a salvar a toda una nación y establecerla en una tierra donde Satanás había campado por sus respetos durante siglos, Canaán.
Mientras tanto, Israel, aún en Egipto, esperaba el momento de partir hacia la Tierra Prometida. Cuando el Faraón rehusó soltar a los israelitas, Dios mandó diversas plagas a Egipto. Realizó muchos milagros que mostraron a todos que el Dios de Israel es el verdadero Dios.



Les dio Leyes, los Diez Mandamientos. Uno de ellos, el segundo, prohibía a Israel el levantarse imagen alguna para venerarla u honrarla. Satanás siempre ha utilizado cada imagen para robar la adoración que le pertenece a Dios de los que se han postrado ante ellas. Cuando Moisés murió, los israelitas llevaban cuarenta años en aquel desierto. Luego levantó a Josué, un hombre amador de Dios, esforzado y valiente, que guió al pueblo a la Tierra Prometida.
Cuando Israel llegó a Canaán, se encontró que la tierra estaba repleta de oscuridad idolátrica y perversión. Los habitantes de esa tierra estaban profundamente envueltos en ocultismo. La corrupción satánica de Babilonia se había apoderado de Canaán. Israel llegó un momento en que se cansó de pelear tal y como el Señor le había mandado, y se empezaron a mezclar con aquellas gentes y a pervertirse con ellas.
Llegaron muchos a adorar a Baal, el dios-sol, y Dios se airó contra ellos. En el libro de Jueces encontramos:
”Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot” (Jueces 2: 13).
Astarot era el nombre bajo el cual la diosa era conocida por los cananeos, los antiguos habitantes de la Tierra Prometida.
Dios les mandó a Sus profetas, Isaías, Jeremías, Ezequiel, etc. Israel era muy religioso en público, pero en privado se había rebelado contra Dios (Ezequiel 8: 14; 8: 17).
Aquellos israelitas apóstatas odiaban a los profetas de Dios porque les predicaban el arrepentimiento. Seguían cumpliendo con los preceptos de Dios, haciendo los sacrificios diarios de acuerdo a la Ley de Moisés, pero sus corazones estaban lejos de Dios.
Después de Malaquías, y una vez acabado el periodo intertestamentario, empezó a predicar Juan el Bautista anunciando la venida del Mesías. Empezaba a gestarse el Nuevo Pacto o Nuevo Testamento.
Mientras tanto, ya hacía años que el Imperio Romano, heredero del griego, era una realidad. Como paganos que eran, asimilaron en su sistema religioso todo el sistema y organización idolátrica de las tierras que conquistaban. La religión de la Roma antigua no era más que la idolatría babilónica que se desarrolló de varias formas y bajo diferentes nombres en las naciones a las que Roma llegó y conquistó. El conquistador, conquistado.
Por otra parte, esta sería sucesivamente su estrategia de conquista, dentro de lo que se llamó la “pax romana”. Los romanos paganos tenían muchos dioses y toleraban una amplia gama de creencias, mientras se respetara ese sincretismo acordado. El problema vino cuando los verdaderos cristianos se negaron a seguir ese mismo juego, declarando que sólo Jesucristo es el Rey. Esa declaración atentaba directamente contra la “pax romana”, no era “pluralista” ni “tolerante” con los demás, y por ende, atentaba directamente contra el César.

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre: Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” (Hechos 20: 28-30)
Pablo sabía que el “misterio de iniquidad estaba en marcha”:
Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad” (2 Tesalonicenses 2: 7).
Pablo sabía que había de venir una apostasía auténtica y perversa:
“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse...” (1 Timoteo 4: 1, 2).
Y, “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4: 3, 4).
Esto empezó a ocurrir cuando el paganismo babilónico tomó tintes de cristianismo, y empezó a desbancar al verdadero cristianismo de toda visibilidad, por medios opresores diversos.
Cuando Judas allá por el año 70 o 75 después de Cristo, escribió su única Epístola universal, le fue necesario amonestar al pueblo creyente:
Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 3, 4).
Sólo hay que ver la vida de la inmensa mayoría de los papas adúlteros y fornicarios cuando Judas advierte de esos hombres que “convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios”. ¡Qué contraste con aquellos fieles a Cristo que por no quemar un poco de incienso al César eran llevados a las fieras!







miércoles, 9 de mayo de 2012

LEY DE MUERTE POR GUILLOTINA, CAMPOS DE CONCENTRACIÓN Y ATAÚDES DE FEMA.





En 1789, en plena Revolución Francesa, el médico y diputado Joseph Guillotin, horrorizado por el terrible espectáculo contemplado por familias enteras que suponía el ahorcamiento tradicional, por el que se dejaba caer a los reos desde una tarima con la soga al cuello, lo que podía romperles la tráquea instantáneamente o provocar una lenta agonía hasta la asfixia, propuso a la Asamblea Nacional la utilización de un dispositivo mecánico como medida de ejecución más compasiva y menos dolorosa…

Guillotin, contrariamente a lo que se podría pensar, estaba totalmente en contra de la pena de muerte pero para su desgracia y la de su familia (que acabaría cambiándose el apellido), este instrumento de matar que él no inventó, pues ya se venía utilizando largamente en otros países, comenzó a conocerse coloquialmente como “guillotina” siendo así como en 1792 tras la sanción de la ley por Luis XVI (quien lo último que podía imaginar es que el filo de la hoja caería sin compasión sobre su cuello y el de su esposa María Antonieta) se instalaron 50 por toda Francia, formadas por una cuchilla de 60 kilos que caía desde una distancia de 3 metros.

El famoso artefacto, cuya miniatura se convirtió en el juguete más demandado por los niños en su tiempo, supuso la igualdad de la pena de muerte, pues hasta entonces sólo los nobles tenían el privilegio de ser ajusticiados sin agonía de un golpe certero con la espada.


Durante 185 años fue el medio utilizado para hacer cumplir la pena capital en Francia, empleado por última vez el 10 de septiembre de 1977  para ejecutar a un inmigrante tunecino de nombre Hamida Djandoubi,  por el secuestro, tortura y asesinato de su ex novia ,terminando su uso con la abolición progresiva de la pena de muerte en Europa, que en Francia tuvo lugar en el cercano 1981. El pobre Guillotin falleció de muerte natural con 76 años, abatido al ver su nombre ligado irremediablemente a este artefacto de cortar cabezas.




En Suecia, la guillotina dejó se ser utilizada en 1910, en Bélgica en 1918, en Alemania Federal en 1949, y en la antigua República Democrática de Alemania en 1969.

• Luego de sucesivas movilizaciones por parte de organizaciones de derechos humanos y siguiendo las recomendaciones del Consejo de Europa y del Parlamento Europeo, la pena de muerte, repetimos, y esta vez con más detalle,  fue abolida en Francia por el presidente de la República François Mitterrand en 1981.

• El 19 de febrero de 2007, el Parlamento francés modificó la Constitución para que reflejara la abolición de la pena de muerte.

Pero es curioso que  En 1996, el demócrata estadounidense Doug Teper, representante del Estado de Georgia, propusiera sustituir la silla eléctrica por la guillotina a fin de evitar todo sufrimiento al condenado y permitir la donación de órganos. La propuesta fue rechazada por considerar que la guillotina es un método “salvaje y sangriento”.

UNA reconocida  periodista de investigación habló en el 28 de junio del 2008, sobre una supuesta CONFIRMACIÓN DE ALMACENAMIENTO DE GUILLOTINAS EN FORT LEWIS”

Según ella, Un sargento de “staff” y Ranger de la Armada y Operaciones Especiales de Fort Lewis, Washington, con el que coincidió viajando de Montana  a Carolina del Norte reveló que “Las guillotinas son una realidad y que Él supuestamente iba a entrenar a sus hombres para usarlas  en operaciones altamente clasificadas en Fort Lewis Hasta que le dijeron que iban a ser usadas durante una cercana Ley Marcial.

Según algunas noticias que han estado corriendo por allí, hay aparentemente centros especiales subterráneos de entrenamiento con las guillotinas habilitadas en donde no se permite  llevar cámaras, ni celulares, etc., por razones obvias de alta seguridad.  Aparentemente  estas guillotinas tienen 6 pies y medio de altura, con agarraderas de mano y un sitio para la cabeza del individuo y se está practicando en estos entrenamientos con muñecos.

 La guillotina funcionaba con una cuchilla de acero con un plomo en su parte superior, de unos 60 kilogramos, que bajaba en diagonal a gran velocidad por unas guías hasta realizar un corte rápido que seccionaba la cabeza a la altura de la cuarta vértebra. No siempre el reo condenado a muerte moría al instante, pues la cabeza podía seguir consciente al menos durante 30 segundos separada del cuerpo. La primera víctima de este atroz sistema fue Pelletier. Finalmente, como ya lo mencionamos,  este método para aplicar la pena de muerte fue abolido en Francia en 1981, es decir, hace tan solo 30 años.





Veamos ahora lo que profetiza el apocalipsis en cuanto a la muerte por decapitación de los que se queden luego del arrebatamiento de la iglesia y se opongan a recibir el nuevo orden mundial o la llamada “marca de la Bestia”:

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años (Apocalipsis 20:4)

ATAÚDES DE FEMA

Se ha podido ver a la FEMA, equivalente a Protección Civil en España, trasladar 500.000 ataúdes de plástico a una zona determinada de Georgia.

Los ataúdes habrían sido colocados cerca de la frontera con Atlanta. Quienes han analizado los hechos teorizan que EEUU puede estar previniéndose de una posible guerra con Rusia, un atentado terrorista o incluso con una guerra civil en el país. No obstante, los mas "optimistas" teorizan con una catástrofe natural, como podría ser un tsunami.

Sea como fuere, el misterio está servido, puesto que es bastante extraño que en un mismo punto del país se depositen más de 500.000 ataúdes de plástico con capacidad para tres cuerpos adultos cada uno.

Habitantes de determinadas zonas estadounidenses -donde se incluye el almacén de ataúdes- afirman que son áreas reservadas, incluso protegidas con un perímetro de seguridad.



Por  lo menos, en una simple matemática, allí colocarían a un millón y medio de cadáveres de personas, y en Estados Unidos, se sobrepasa a los 200 millones de población.



Últimamente se están difundiendo también informaciones que relacionan diversas construcciones en lugares desérticos de EEUU con modernos campos de concentración, e incluso buscando en internet se pueden encontrar vídeos que tratan en profundidad el asunto. Estas estructuras existen y también cuentan con su perímetro de seguridad donde solo pueden ser vistas desde lejos.

Muchas personas de diferentes partes de Estados Unidos, cuentan que durante la noche existe un tráfico grande de trenes vacíos con vagones muy altos, como de dos pisos, y con instalaciones en el interior como para encadenar personas, y estos trenes se dice que están siendo posicionados por todo los ataúdes de FEMA y la reserva de espacios que pueden servir como cementerios repentinos.